Guía de compra de taladros

Guía de compra de taladros

Taladro inalámbrico

¿Necesitas un taladro?

No te preocupes, que nosotros te ayudamos gratis.

Aquí te dejamos algunos consejos y recomendaciones a la hora de comprar tu taladro, si quieres información más detallada te recomendamos visitar nuestra comparativa sobre los mejores taladros del mercado.

Consejos para elegir un buen taladro

Conocer las características técnicas del equipo hace mucho más fácil la compra a la hora de elegir el mejor producto para ti y para el uso que vayas a darle.

Tanto si es para uso doméstico como para uso profesional, es importante que tengas en cuenta, al menos, los aspectos que comentamos a continuación:

  • Potenciadependiendo del tipo deberás comparar las diferentes potencias. En general, busca modelos entre los 230 y los 710 vatios.
  • Uso: no se requiere el mismo tipo de producto para montar muebles que para taladrar materiales como el hormigón o el ladrillo o incluso para trabajos de atornillado. Es necesario tener claro cuál va a ser el uso mayoritario del aparato para elegir el mejor tipo para ti. Taladrar, atornillar, fresar e incluso lijar o pulir son actividades que puedes realizar con esta herramienta.
  • Tecnología brushless: también conocidos como motores sin escobillas. Los modelos que la incorporan no producen fricción, aprovechando mejor la potencia y energía, y facilitando la productividad de la herramienta. Además, se calientan menos y hacen menos ruido. Eficiencia 100%.
  • Cable: existen modelos con cable o taladros con batería sin cable. Las taladradoras con cable son mejor opción para usos habituales, mientras que los de batería son perfectos para un uso ocasional.
  • Autonomía: en el caso de que te decantes por un taladro de batería es importante tener en cuenta el tiempo de autonomía de la batería para garantizar que es suficiente para terminar el trabajo a realizar.
  • Percusión y velocidad de rotación: si necesitas un taladro percutor deberás prestar atención a características como la velocidad de rotación, que recomendamos que sea superior a los 1000 rpm, pudiendo llegar a los 3000 rpm. Cuánto más elevada, más fácil será atravesar materiales duros como la piedra o el hormigón.
  • Diseño y agarre: la ergonomía para facilitar el agarre y el uso del taladro es fundamental para evitar la fatiga o el dolor de mano. La mayoría vienen adaptados con un mango ergonómico y es algo que puedes comprobar en la lista de características técnicas del modelo que estés revisando.
  • Brocas y accesorios: A la hora de elegir un taladro, fíjate que incluya un set de brocas y puntas que te servirán para realizar tareas diferentes. Aunque muchas de ellas son intercambiables, adquirirlas por separado puede ser más difícil, es mucho mejor comprobar cuales modelos las incluye y si son de gran utilidad. Si quieres saber más pulsa aquí
  • Tamaño y peso: mientras más práctico y ligero, más cómodo será su manejo y sujeción.
  • EmpuñaduraLos taladros poseen dos tipos de empuñadura, uno en forma de pistola y otro en forma de “T”, aunque a veces estos dos tipos se combinan en un solo modelo para equilibrar el peso y mejorar el control del equipo. Para realizar trabajos en lugares estrechos existe un tercer modelo y son los taladros angulares, estos son más cortos y caben fácilmente en espacios difíciles, ademas, pueden perforar en ángulo recto. Dependiendo del uso que vayas a darle deberás revisar el tipo de empuñadura.
  • Tipo y tamaño de mandril: en los taladros de mandril sin llave, el montaje y desmontaje de los accesorios se hace mucho más sencillo y sin preocupaciones por encontrar llaves extraviadas. El tamaño del mandril determina el tamaño de eje que puede aceptar. Las medidas más frecuentes son de 3/8 y 1/2 pulgada. La primera es ideal para trabajos ligeros y útil para las tareas cotidianas, puede aceptar cualquier accesorio cuyo eje no supere los 10 mm de diámetro. Los mandriles de 1/2 pulgada son adecuados para trabajos pesados y admiten ejes de hasta 13 mm.
  • Función destornillador: La mayoría de los taladros inalámbricos incluyen esta función. Es un mecanismo de control de torque o par, que apaga el taladro cuando se alcanza mucha fuerza de rotación. El ajuste se realiza a través de un dial numerado que puede alcanzar 31 posiciones, donde los números bajos representan un torque bajo. Un torque bajo significa menor fuerza de apriete.
  • Tope de profundidad: Algunos modelos de taladros incorporan un tope de profundidad para evitar que la broca perfore más allá de lo requerido. Este tiene que poder desmontarse fácilmente y es una función muy útil a la hora de taladrar en casa, sobre todo si no tienes mucha experiencia con uno de estos aparatos.
  • Velocidad: existen taladros  con control de velocidad automático, los cuales son ideales para labores sencillas, ya que al apretar más el gatillo, la velocidad es mayor. Sin embargo, los mejores taladros son los que ofrecen un control mecánico de 2 velocidades, una para perforar, ideal para superficies más duras; y otra para atornillar o para trabajos de perforación más básicos.

 

Una vez te has leído la guía de compra de taladros a continuación te mostramos un listado de los que puedes comprar: